TEXTO

NO SOMOS LOS PRIMEROS, NI LOS ULTIMOS, PERO DECIMOS LA VERDAD 
Diario Virtual del Partido de Lomas de Zamora 
Fundado el 4 de Abril de 2009 
CONTACTOS el_pacto@hotmail.com

MUNICIPIO DE LOMAS DE ZAMORA

GEMINYS RADIO

Vistas a la página totales

Entrada destacada

INADI lanza la IV edición del Parlamento Federal Juvenil

Buenos Aires, 20 de septiembre de 2017   INADI lanza la IV edición del Parlamento Federal Juvenil   El Instituto Nacional contra la Di...

CACHORROS

CACHORROS

miércoles, 2 de noviembre de 2016

Mons. Lugones bendijo el nuevo cinerario de la catedral de Lomas de Zamora

Mons. Lugones bendijo el nuevo cinerario de la catedral de Lomas de Zamora 
Miercoles 2 Nov 2016 | 11:05 am
Lomas de Zamora (Buenos Aires) (AICA): En el Día de Todos los Santos y en vísperas de la conmemoración de Todos los Fieles Difuntos, el obispo de Lomas de Zamora, monseñor Jorge Lugones SJ, inauguró y bendijo el nuevo cinerario de la catedral Nuestra Señora de la Paz, que está contiguo al templo, en el patio interno que da a la avenida Hipólito Yrigoyen (ex Pavón). El prelado valoró “la vuelta a la tradición ancestral del ‘camposanto’, ese espacio donde los primeros cristianos enterraban a sus difuntos”, y explicó que el cinerario es “un lugar para la oración, cercano a los seres queridos y al Pueblo de Dios”.

 En el Día de Todos los Santos y en vísperas de la conmemoración de Todos los Fieles Difuntos, el obispo de Lomas de Zamora, monseñor Jorge Lugones SJ, inauguró y bendijo el nuevo cinerario de la catedral Nuestra Señora de la Paz, que está contiguo al templo, en el patio interno que da a la avenida Hipólito Yrigoyen (ex Pavón).
 La bendición del cinerario fue precedida por la misa que presidió monseñor Lugones, y que fue concelebrada por el obispo auxiliar de Lomas de Zamora, monseñor Jorge Torres Carbonell y el párroco de la catedral, presbítero Hugo Barrios.
 En su homilía, monseñor Lugones valoró “la vuelta a la tradición ancestral del ‘camposanto’, ese espacio donde los primeros cristianos enterraban a sus difuntos”, y explicó que el cinerario es “un lugar para la oración, cercano a los seres queridos y al Pueblo de Dios”.
 Durante la bendición, a la que se sumó el otro obispo auxiliar, monseñor Jorge Vázquez, el prelado lomense destacó que la iniciativa de contar con un nuevo cinerario en la catedral constituye “una obra de misericordia, en el Año Jubilar de la Misericordia" y recordó que "enterrar a los muertos es una de las obras de misericordia corporal”.
 La inauguración y bendición del cinerario se da a pocos días de conocerse la instrucción Ad resurgendum cum Christo, el documento de la Congregación para la Doctrina de la Fe sobre la sepultura de los difuntos y la conservación de las cenizas en caso de cremación.+

No hay comentarios.:

Publicar un comentario